Idioma:

Qué hemos hecho

Volver a Experiencia

La empresa familiar, Amadó-Domènech arquitectos, consolida su trayectoria profesional a principios de los años 80, en Lérida, participando en el equipo que gana el concurso del Plan del Centro Histórico, que recibe el Premio Nacional de Urbanismo de 1986 y es publicado en libros y revistas de todo el mundo. Los hermanos Domènech provienen de una tradición de arquitectos iniciada por Lluís Domènech y Montaner, político, arqueólogo y uno de los principales protagonistas del Modernismo arquitectónico catalán.

Lluís Domènech Girbau, su bisnieto, ha estudiado la obra del predecesor en diversos libros y el equipo Amadó-Domènech intervino el año 1979 en la restauración de la casa Domènech de Canet de Mar, en el Plan Director del Hospital de Sant Pau y posteriormente, el año 1985-90, en una de las obras más importantes del modernismo, la editorial Montaner i Simón. La importante intervención de Amadó y Domènech para transformar la construcción en Fundación Tàpies merece, entre otras distinciones, el primer premio Década otorgado por el Jurado Robert Venturi y Denise Scott-Brown. A principios de los años setenta Roser Amadó dirige la revista "Nuevo Ambiente" y Lluís Domènech forma parte del consejo de redacción de"Arquitectura bis". En una etapa posterior Lluís Domènech es nombrado comisario del año Picasso en Barcelona (1981-1982) y posteriormente le encargan el Plan de Museos del Ayuntamiento de Barcelona, aprobado el año 1985.

Debido a estos antecedentes la sociedad Amadó-Domènech, recibe diversos encargos: Paseo Picasso (1981), Casa de la Calle Condal (1º Premio Construmat 1984), y gana el Concurso por el Laboratorio Central de Salud de la Generalitat (1983). Los años olímpicos aportan al currículum de Amadó-Domènech un edificio en la Villa Olímpica y el encargo del Ministerio de Cultura de construir el nuevo edificio del Archivo de la Corona de Aragón y de rehabilitar la antigua sede, el Palacio de los Virreyes, en la Plaza del Rey de Barcelona, uno de los hitos del equipo en el campo de la restauración. De esta época es también el edificio de Carburos Metálicos en la calle Aragón, premiado en un concurso organizado por el Ayuntamiento. También la rehabilitación de la Casa del Arcediano, que complementa las intervenciones en el Barrio Gótico. Fruto de este trabajo, la editorial Gustavo Gili publica el libro "Dos patios mediterráneos" (2006).

El final de siglo significa un gran cambio para el despacho profesional que incorpora a tres nuevos socios: Sander Cornelius Laudy, holandés procedente de la escuela de Delft, Carles Cortadas que realiza un posgrado en Milán y París, sobre diseño de automóviles y Laura Pérez, graduada interiorista en la Escuela EINA de Barcelona y experta en informática. El despacho se denomina B01 Arquitectes. La nueva estructura profesional ha trabajado en profundidad en el campo de la vivienda, tanto pública (Edificio calle Marina PMH) como en la privada (Colonial, Urbis, Metrovacesa, Salas Servicios Inmobiliarios, etc.), y con la presencia de Laudy, ha posibilitado el acceso a concursos internacionales como el de la Plaza de Les Maximus en Heerlen (Holanda) o el Museo de Soro (Dinamarca).

La vocación de Roser Amadó (master MAUS 1998 E.T.S.A.B.), de Sander Laudy y Ramon Domènech en el campo de la sostenibilidad han reforzado el background ideológico y tecnológico de B01. Esta característica ha marcado trascendentalmente las últimas obras.